escriba-og

¿Por qué «hueso» y «huevo» llevan hache, pero «óseo» y «oval» no?

Esta es una pregunta que quizá se habrá hecho todo el mundo: ¿por qué «hueso», «huevo», «huelo» (del verbo «oler»), etc., llevan ‹h›, mientras que «óseo», «oval», «oler», etc., no la llevan?

La respuesta, como muchas veces, proviene de la evolución del latín al castellano actual y su proceso de formación a través de la Edad Media.

Como se puede ver, las palabras que llevan ‹h› tienen detrás el diptongo ‹ue› [we], mientras que las palabras que no llevan ‹h› empiezan por o. La raíz original latina de todas estas palabras es la que empieza con o, que en castellano ha diptongado en ue.

Durante la Edad Media, una vez que el diptongo ue ya se había formado, se cogió la costumbre de escribir delante de las palabras que empezaban por ue una ‹h› para evitar que la ‹u› se confundiera con una ‹v›, dando lugar a lecturas incorrectas como los ejemplos siguientes:

  • «hueso» se escribiría *‹ueso› y podría confundirse con *‹veso› *[ˈbeso]
  • «huevo» se escribiría *‹uevo› y podría confundirse con *‹vevo› *[ˈbeβo]
  • «huelo» se escribiría *‹uelo› y podría confundirse con *‹velo› *[ˈbelo]

En efecto, era común usar indistintamente la ‹u› con su función vocálica [u] o consonántica, heredada del latín [b, β].

Bibliografía: Ortografía de la lengua española

«¿Por qué “hueso” y “huevo” llevan hache, pero “óseo” y “oval” no?», de delcastellano.com

2 comentarios sobre “¿Por qué «hueso» y «huevo» llevan hache, pero «óseo» y «oval» no?”

  1. Me encanto la pagina, Me encanta que alguien se tome el trabajo de publicar estas cosas para que gente como yo pueda satisfacer su curiosidad. MUCHAS GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *