Posibles etimologías de «tocayo»

El otro día compartí en nuestra página de Facebook este enlace, en el que aparece la etimología náhuatl de «tocayo», esa palabra tan española que significa ‘respecto de una persona, otra que tiene su mismo nombre’ (DRAE). Según Chilango.com, «tocayo»

es la evolución de la voz tocayotl ‘nos llamamos’. Nuestros antepasados, para expresarle a un tercero que compartían el nombre con alguien, decían yeh notocayo, que podría traducirse como ‘él es mi tocayo’.

.. Lee todo el artículo →

Detectives filológicos: reconstruyamos una palabra

Aquí hemos hablado ya varias veces sobre protoindoeuropeo y sobre su evolución al latín y del latín al español (y, de pasada, a alguna otra lengua).

Cuando hablamos de protoindoeuropeo, hablamos de una lengua reconstruida, es decir, de la que no hay (ni habrá jamás) testimonios escritos. ¿Cómo podemos hablar de una lengua de la que no tenemos constancia de ningún tipo y que incluso es probable que nunca haya existido como tal (es decir, nunca haya habido una población que hablara protoindoeuropeo tal y como los eruditos lo han reconstruido)?.. Lee todo el artículo →

Etimología no pudenda de “testigo”

Que se lo pregunten a cualquier entendido en publicidad: el sexo vende, y no solo en el sentido comercial, sino en cualquier otro ámbito, incluso en el etimológico. Circula una etimología popular que asegura que el sustantivo “testigo” (y cualquier derivado como “testamento”) proviene de la costumbre que tenían los romanos de apretarse los testículos con la mano cuando juraban decir la verdad... Lee todo el artículo →

Comparación de raíces indoeuropeas en inglés y español

Mientras le estoy enseñando latín a algún principiante (y lamentablemente no tan principiante), aprovecho la primera vez que nos sale el verbo habeo para soltarle una eficaz —aunque falaz— regla mnemotécnica: habeo significa “tener”, igual que en inglés el verbo have o en alemán haben.

Es eficaz y suelen memorizar el significado para siempre, pero es falaz porque se incurre en un falso cognado: realmente, la similitud de habeo con have/haben es casual, ya que las respectivas raíces indoeuropeas son completamente distintas... Lee todo el artículo →

Me tomé un café solo, sin tilde

Igual que algunos chistes, ciertos temas filológicos nunca pasan de moda. Uno de ellos es el de la tilde (o no) de “solo” cuando es adverbio. El debate surge a raíz de que la mayoría de hispanohablantes, como lo aprendieron con tilde, defienden acérrimamente su mantenimiento, saltando a la palestra con ejemplos —más o menos rebuscados y a veces escandalosamente ridículos— para demostrar lo indispensable que es la tilde de “solo” en función adverbial para evitar la confusión con “solo” en función adjetiva... Lee todo el artículo →

La productividad lingüística: diga “tuitear”, no “tuitir”

Me escriben desde Enchufa2 con una serie de preguntas que creo que van a resultar interesantes. Como algunos sabrán, la RAE pretende incluir el verbo “tuitear”; parece ser que hay quien defiende que el verbo debería ser “tuitir”, aunque no me quedan claros los criterios para ello más allá de “reivindicar la 3.ª conjugación”. A raíz de esto, hay varias preguntas más:

¿Existen reglas sobre cuándo un verbo está en qué conjugación?

.. Lee todo el artículo →

La cronología relativa y otros conceptos filológicos

A raíz de mi entrada anterior en la que explicaba las razones por las que “setiembre” y “otubre” eran las formas patrimoniales, es decir, las que habían sufrido las evoluciones propias del español (igual que “siete” < septem y “luto” < luctum), más de un lector se turbó ante la posibilidad de que nuestra lengua continuara corrompiéndose y diera lugar a formas que siguieran estas mismas simplificaciones como “atitud“, “retor“, “retil” o “Egito“... Lee todo el artículo →

La RAE acepta “setiembre” y “otubre”

Los usuarios han vuelto a sacar las antorchas contra la RAE. Alguien publicó una imagen en la que se anuncia que la RAE acepta las grafías —y, por tanto, también las pronunciaciones correspondientes— “setiembre” y “otubre. ¡Malditos académicos, destructores de la lengua! ¡Vamos hacia atrás, como los cangrejos! ¡Qué vergüenza! ¿Y por qué no aceptamos también “avril” y “mallo”?.. Lee todo el artículo →

¡No te quedes sin saber esto!

Creo que Internet ha creado varios registros intermedios entre lo formal y lo coloquial. Desde que España realiza casi sin excepción sus propios doblajes y traducciones en lugar de tomar los hispanoamericanos, Internet también es, creo, el principal punto de encuentro entre el español de España y el español americano y, por ende, también entre el inglés —ya directamente, ya por medio del español americano— y el español de España... Lee todo el artículo →

Etimología de “estudiante” y “alumno”

Recuerdo que, durante la carrera de Filología Clásica, una profesora nos aconsejaba de vez en cuando que nos consideráramos “estudiantes” mejor que “alumnos”. Aunque actualmente ambas palabras vienen a significar lo mismo en líneas generales, su recomendación era más bien un juego etimológico. Veamos por qué nos decía a nosotros, filólogos en ciernes, que nos comportáramos más como estudiantes que como alumnos... Lee todo el artículo →